sábado, 8 de marzo de 2014

Hipótesis fantástica

  ¿Qué pasaría si...
fuéramos inmortales?

   Que el mundo se llenaría de gente y no nos podríamos mover. Los coches no podrían desplazarse porque todo estaría repleto de personas.  Tendrían que construir rascacielos a montones, para que la gente pudiera habitar en ellos y así ocupara menos espacio. Y llegaría un momento en el que el mundo explotaría debido al incontrolado crecimiento de seres humanos.
(Tania)





  ¿Qué pasaría si …
las mujeres no existieran?

En un universo muy lejano, se encontraba SEXO-MONOMANÍA, un planeta de grandeza por su diversidad y armonía.
En este mundo no existían las mujeres, solo había hombres y niños. Allí solo había un país: Alcofenocía. Un día llegó un papel volando a dicho planeta.
¿Qué es esto? -dijo un ciudadano.
El papel se trataba de una fotografía de una mujer.
WOW.
¡Qué guapa esta extralcofenorrestre! -dijo otro muchacho.
Sí, es guapísima, ¡ah! ¡Aquí pone que la foto es del planeta Tierra!
Al final los hombres que vieron la imagen anunciaron la noticia. Todos acabaron construyendo naves espaciales para venir a nuestro planeta.Vieron que nadie puede vivir sin mujeres.
                                            (Marta)

         






















¿Qué pasaría si … 
viviéramos sin padres? 

Que los primeros días serían muy guays porque podríamos hacer lo que quisiéramos, pero, en cuanto viéramos que podríamos morir por nuestros hechos, empezaríamos a responsabilizarnos, a buscarnos la comida y a  aprovechar lo que tenemos. También, como los niños no tenemos malos sentimientos, conviviríamos y disfrutaríamos sin estar mimados. Podríamos hacer lo que nos gusta, cómo nos gusta y a nuestra manera. Nadie nos mandaría, pero, por otro lado, no tendríamos el cariño de una madre y de un padre. Al fin y al cabo volverían los padres porque sería un descontrol.
  (Elena Gálvez)


                                   



¿Que pasaría si …
el mundo fuera de papel ? 

Ayer por la tarde hacia un día “bueniiiisimo”, pero esta mañana miré por la ventana y estaba lloviendo.
- ¡Qué desastre! -gritó mi hermano  Papeldiego.Y tenía toda la razón. ¿O no es verdad?
A los minutos todo estaba destrozado,  arrugado, mojado y … ¡Sin poder ver! Pues teníamos los ojos empañados . 
Yo, Maripapel, y mi hermano, Papeldiego, conocíamos a Gigantón, un gigante de huesos que lo sabía todo sobre nuestro mundo de papel. Él nos dijo que con su secador de pelo secaría el mundo, pero tenía un inconveniente. Todo quedaría diferente, todo se voló incluyéndonos  a nosotros y llegamos a otro planeta, llamado planeta Tierra. Gigantón nos perfeccionó y ahora somos de carne.
(María)
   


¿Qué pasaría si las personas no tuvieran 
no tuvieran corazón?
El 31 de enero de 2014 sucedió una gran catástrofe. De repente las buenas personas desaparecieron en un agujero negro y no se supo nada de ellas. Todos los niños muy apenados decidieron construir una máquina del tiempo. Luego cuando ya estaba terminada fueron al futuro y llegaron al reino de los cielos donde el Señor les dijo: 
- Vuestros padres han sido atrapados por el gran malvado Melvos. Tenéis que ir a su reino y recuperar a vuestros padres antes de que sea tarde. 
¿Por qué?
Porque si no los meterá en una máquina
para olvidar y los volverá malos para siempre. Entonces dijeron los niños:
- Pero ¿cómo vamos a llegar al reino de Melvos?
     Entonces dijo el Señor: Yo os enviaré. 
El Señor los mando a los niños. 
Entonces apareció Melvos y dijo: 
- Nunca recuperareis a vuestros padres ja ja ja...
Por el poder del amor de nuestros padres  se deshizo el conjuro de Melvos y se le rompió el corazón y se murió.
Los niños corrieron y salvaron a sus padres para siempre y colorín colorado este cuento se ha acabado.  
(Clara)




¿Qué pasaría si...
el mundo fuera de papel?
Tendríamos serios problemas. Todo se desharía con el agua y el fuego lo quemaría todo y nos quedaríamos sin mundo. Y un simple soplo de viento nos movería.

(Alberto Santiago)


¿Qué pasaría si...
el mundo fuera de papel?

Erase una vez un mundo en el que los habitantes cuando llovía no podían salir a la calle. Las casas eran de cartón y si no estaban bien sujetas ¡se convertían en casas voladoras! Pensaron  y pensaron la forma   para que no pasara nada con la lluvia. Las personas probaron a forrarse con papel de plata y... ¡Nada! Hacía mucho ruido y picaba. Hasta que a una niña se le ocurrió la genial idea de plastificarse. Los niños y niñas podían salir a jugar a la calle porque ya no se mojaban. El único problema era que en verano hacía muchísimo calor. Pero ellos se aguantaban.
(Alba)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada